¡Gran Alegría! Nueva Oblata de los MSP

Publicado el 27/01/2020

La Sra. Paula-Maria Portmann, de Schüpfheim (Lucerna-Suiza) hizo su promesa como Oblata comprometida con los Misioneros Siervos de los Pobres (MSP). Viuda desde hace dieciséis años, tiene cuatro hijos y nueve nietos. Conoce a los MSP desde hace varios años y quiere vivir según su carisma. Durante la pequeña ceremonia que tuvo lugar en la Iglesia de las Hermanas de Baldegg, dirigida por el P. Sébastien Dumont msp, dijo: Yo, Paula - Maria Portmann, me ofrezco a Dios Todopoderoso, consagro mi vida a Él y me comprometo a vivirla desde este momento en sentido oblativo para el bien espiritual de los Misioneros Siervos de los Pobres. Le prometo ante la Santísima Virgen María, Madre de los Pobres y de todos los santos, que convertiré constantemente mis hábitos y viviré mi vida según el carisma de esta familia eclesial, basado en la regla de vida de la imitación de Cristo como signo de su devoción recibió una vela encendida, una pequeña Cruz de Amor, y un ejemplar del Libro de la Imitación de Cristo. Convertirse en Oblato con los MSP es una manera concreta de apoyar la misión, aunque ya no se pueda ir a los países de misión. Esta oblación se renueva personalmente cada año.