Cuba

Publicado el 30/12/2018
CUBA peregrinacion

Este año, nuestro obispo Mons. Domingo de Cienfuegos tenía la idea de ofrecer para adolecentes y jóvenes de la diócesis de Cienfuegos, una peregrinación al santuario de Nuestra Señora de la Caridad del Cobre. Quiso caminar a pie de la Bahía de Nipe hasta la “Cachita“ (nombre cariñoso que fue dado a la Virgen). Muchos jóvenes han respondido a esta llamada y así se formó un grupo de adolecentes de 155 y, un mes más tarde, de 88 jóvenes.
 
Salimos de madrugada con camiones. El viaje dura unas 15 horas. Llegamos a lugar del descanso Mayari en el cual un sacerdote suizo dirige la parroquia. 
 
A las 4 de la mañana nos levantamos. Después del desayuno fuimos a la playa, cerca del lugar del hallazgo en 1612 de la Imagen de la Virgen de la Caridad (la patrona de Cuba). La historia  cuenta como fueron en una canoa en busca de sal, dos hermanos indios y un negro, esclavos en las minas de cobre. Observaron algo flotando en el mar. Al acercarse vieron con asombro y alegría que se trataba de una imagen de la Virgen María sobre una tablilla donde se podía leer: "Yo Soy La Virgen de La Caridad". Llegando a la orilla, se construyó un santuario inicial de manera improvisada, empleando hojas de guano y tablas. Tras múltiples sucesos misteriosos ocurridos en torno a la imagen, ésta fue llevada al que sería su santuario definitivo, a poca distancia de allí, en la cima de una loma cercana a las minas de cobre.

En nuestra llegada, la bahía estaba oscura y nos dio tiempo de celebrar la Santa Misa durante el amanecer en este hermoso día. Llegó el día tan esperado, la llegada al Santuario.  Bajando las lomas de la Sierra Maestra, desde lejos se veía ya las torres de la basílica. Último refresco que consistía en 2 vasos de limonada hecho en casa. Llegamos a las puertas de la Basílica. El gran momento ha llegado y a muchos las lágrimas corrían sobre sus mejillas. Ver la Virgen de la Caridad con sus propios ojos. Un joven confesaba que nunca pensaba poder llegar en su vida a este lugar.  Este lugar de la patrona de Cuba, es un lugar especial por sentir la presencia de la Virgen. No conozco ningún cubano que no haya sido tocado visitando la basílica. De hecho cuando, hace algunos años, la Virgen de la Caridad hizo un Tour por toda Cuba aproximadamente, 7 de los 11 Millones de la Isla participaron en este evento.  Estos días han sido una experiencia inolvidable para todos, que caminamos juntos.