Manuel

Publicado el 25/02/2019
tios

Esta semana estuvimos Sabine y yo en el Hospital Regional de Cusco. Caminando en el hospital, escuchamos una voz de mujer que decía “Tía Sabine”. 

Nos volteamos y vimos una mujer, que sobre el momento no reconocí. Luego me dijo “¿Tío Philippe me reconoces?”. 

Era Jenny. Personalmente no la había visto desde 17 años. 

Hace 17 años un sacerdote del Movimiento nos había enviado a Sabine y a mí una jovencita, Jenny, porque sus papas la empujaban a abortar. Un hombre había aprovechado de Jenny, y ella se encontró embarazada. Este mismo hombre, casado, la empujo también a abortar.

Jenny estaba desesperada y finalmente Sabine y yo, hemos hablado largamente con ella. Jenny tomo la decisión en contra de todos, de no abortar. 

Ayer, cuando la vimos, Jenny nos hablaba con orgullo de su hijo Manuel. Él bebe que nació hace 17 años, se llama Manuel. Es un adolescente brillante y muy trabajador. Manuel estudia computación, y se paga el mismo sus estudios trabajando en computación.

Nos dio una inmensa alegría de ver Jenny, tan feliz. 

Hace 17 años Jenny estaba desesperada, y hoy esta alegre. Nuestro apoyo humano y espiritual de hace 17 años, cada uno de nosotros lo podemos dar y lo debemos dar.

Nuestra recompensa fue de ver ayer la alegría de una mama orgullosa de su hijo, que salvo una vida en contra de todos, la vida de su hijo.

Ahora vive Manuel!!!